Saltar al contenido
Naturalista De Campo

Una primavera que no arranca

metamórfico de rana patilarga

Son mediados de Abril de un año que por lo pronto, está siendo nefasto en cuanto a precipitaciones se refiere, con un invierno seco y templado, y una primavera que no levanta cabeza.

Decido darme una vuelta por algunos pequeños arroyos de la sierra de Guadarrama para ver qué actividad hay en cuanto a anfibios se refiere.

Arroyo de la sierra de Guadarrama

Los remansos de agua de los pequeños arroyos no presentan actividad ninguna,y el cauce del arroyo no es para nada el que debiera pese a las últimas nevadas cuyos restos todavía se dejan ver en las umbrías. En los puntos de agua habituales no hay puestas ni hay larvas. Bien es verdad, que puede ser algo pronto por las fechas y por la altitud, pero las temperaturas suaves del invierno, y sobre todo, de este principio de primavera, hacían presagiar que la temporada de cría se adelantaría.

Finalmente y después de mucho buscar. En un pequeño meandro de agua estancada de un arroyo de la vertiente norte, a unos 1300 msnm, puedo observar que algo sí se ha movido en esta seca primavera. Y es que aparece un metamórfico de rana patilarga (Rana Ibérica). Toda una alegría y que mantiene todavía las esperanzas de que vengan las tan esperadas lluvias, y se pueda salvar la temporada de cría de estos animales.

metamórfico de rana patilarga