Saltar al contenido
Naturalista De Campo

Observaciones herpetológicas de la primavera de 2021

sapo de espuelas cerca de la charca

Después de un largo tiempo sin escribir, y con el objetivo de volver a escribir más habitualmente en este blog sobre mis experiencias en el campo, este año como viene siendo habitual, después de la primavera, me gusta hacer balance de los trabajos que se han llevado a cabo. Hablo sobre todo en trabajo de campo con anfibios, ya que es lo que últimamente me tiene más ocupado.

Este año con la Asociación Herpetológica de Guadalajara (HERGU), a la cual pertenezco y fundé con otros dos compañeros, hemos avanzado en los muestreos de puntos de reproducción de anfibios que son delicados y de los cuáles se necesita un seguimiento. A continuación os dejo unas fotos de algunos de los animales que hemos podido observar en nuestros muestreos. Entre ellos hay anfibios como la rana común , sapo partero ibérico, sapo de espuelas, gallipato, sapillo pintojo, y algunos más.

Febrero. Primeros calores y primeros movimientos de los anfibios

El mes de Febrero de 2021 se caracterizaba en el interior peninsular, por unas temperaturas inusualmente altas, por lo que a mitad del mes, los sapos corredores (epidalea calamita) se desplazaron ya a los puntos de agua a llevar a cabo sus puestas. Como siempre, los más madrugadores.

Amplexo y puesta de epidalea calamita.
Sapo corredor sacado de un aljibe en desuso que actúa como efecto trampa

Marzo

Visita a unos encharcamientos someros donde cría el sapillo pintojo (discoglossus galganoi). Pudimos observar un gran número de ellos, al menos 6 o 7 juveniles, ya que era pleno día. También se observaban bastantes renacuajos.

A pesar de ésto, el estado de conservación del hábitat era muy malo. había abundantes residuos en las inmediaciones de los encharcamientos y rodadas de coche que pasaban por encima del punto de agua, y es que la gente tiende a llenar de basura las vaguadas o zonas ahondadas.

Juvenil de Sapillo pintojo
Juvenil de sapillo pintojo en una charca somera.

Marzo y Abril

En estos meses se muestrearon diferentes puntos de sapo partero ibérico (Alytes cisternasii). Se pudo comprobar en uno de ellos que la reproducción y la población en general gozaba de buena salud.

Larva de Alytes cisternasii
Cayosidad doble en la palma
Sapo partero ibérico en suelo arenoso.

Pero, estos meses, en plena primavera, es cuando el grueso de especies alcanzan su plena actividad. Es el caso de un urodelo, el gallipato (pleurodeles walt), y el sapo de espuelas (Pelobates cultripes).

Gallipato yendo a la charca
Gallipato en noche lluviosa (pleurodeles walt)
sapo de espuelas cerca de la charca
Sapo de espuelas (pelobates cultripes) en las inmediaciones de una charca

Mayo

Por último, y como el año pasado, la charca que construí para anfibios sigue dando sus frutos, y evoluciona muy positivamente. este año he podido observar más puestas entre los ranúnculos y las orillas, y más machos cantando en los alrededores. Parece que les ha gustado el sitio, lo que supone para mí una enorme alegría, y es que, qué reconfortante es echar una mano a estos animales, y que te lo agradezcan de esa manera tan gratificante.

Puesta de sapo partero eclosionada.

¡Suscríbete al boletín y recibe todas las novedades!

close

¡Suscríbete al boletín y entérate de todas las novedades!