Saltar al contenido
Naturalista De Campo

Ataques de lobos, o no

Los ataques de lobos al ganado son un tema y una queja recurrente en el mundo rural, que suele enfrentar a los defensores de la protección del lobo y a la gente que ve afectadas sus actividades económicas como son la caza o la ganadería a causa de éstos.

Que existen ataques al ganado es algo real, y que no siempre se intenta atajar, véanse las tramas de corrupción que se han destapado en el principado de Asturias por el cobro de indemnizaciones fraudulentas por falsos ataques de lobo.

Pero no siempre cuando el río suena, agua lleva. Existen multitud de ocasiones en el que algunos de los sectores que más se quejan por la presencia de lobos, ya sean algunos ganaderos, por la pérdida de sus animales, o algunas personas del mundo de la caza, que pierden lo que ellos llaman animales cinegéticos, entran en conflicto entre sí y se busca un chivo expiatorio ajeno, en este caso el lobo.

Esto es lo que pude observar hace ya algún tiempo en una de mis onas de campeo a través de las cámaras trampa. Un grupo de perros asilvestrados, alguno parecía de rehala, y otros de menor tamaño, se habían juntado en una manada y estuvieron meses en una zona, apareciendo en las cámaras a todas horas del día.

En muchas ocasiones se les veía campando por el monte en manada ellos solos, sin nadie que los controlase, molestando a la fauna silvestre, organizando verdaderas cacerías en el que como pude captar en la foto, abatían presas tan difíciles como un jabalí.

El problema de los perros asilvestrados o los perros cimarrones es algo más extendido de lo que se cree, y constituye un verdadero peligro tanto para las personas como para el medio ambiente, ya que afecta a la fauna silvestre y no son tan asustadizos con los humanos, lo que puede llevar a ataques empujados por la necesidad.

Perros mordiendo a un jabalí
Perros dando caza a un jabalí
Perros mordiendo jabalí