Saltar al contenido
Naturalista De Campo

Ranita Meridional – Hyla Meridionalis

Taxonomía de la Ranita Meridional

Nombre científico de la ranita meridional: Hyla meridionalis

Reino: Animalia

Filo: Chordata

Clase: Amphibia

Orden: Anura

Familia: Hylidae

Género: Hyla

Características de la Ranita Meridional

ranita meridional (rana meridionalis) en la vegetación
Rana Meridional (rana meridionalis) | Foto tomada por Bernard DUPONT

Tamaño

La ranita meridional se trata del anuro e incluso el herpeto más pequeño de la península ibérica. Su longitud total es de tan sólo 2,8 a 4,6 cm en los machos, y aunque la diferencia es casi inapreciable, a diferencia del resto de anfibios de la península ibérica, las hembras tienen una talla menor, alcanzan entre 2,8 y 4,1 cm de longitud total.

Cabeza

La cabeza es ancha con un hocico corto y redondeado, no tiene glándulas parotideas y sus ojos son prominentes. Se puede apreciar los tímpanos en la parte posterior de la cabeza, su tamaño es la mitad de diámetro que el del ojo.

Ojos

Tienen el iris de color dorado y son bastante prominentes, la pupila es horizontal y elíptica.

Coloración Dorsal

Por norma general, la ranita meridional presenta una coloración verde brillante bastante uniforme por todo el cuerpo salvo por la zona ventral, no obstante, algunos ejemplares pueden presentar otras coloraciones diferentes como pueden ser tonos más oliváceos, marrones o amarillentos e incluso presentar un moteado negro.

Extremidades

Son bastante largas y esbeltas, presentando en el extremo de cada dedo un disco adhesivo al igual que la ranita de San Antonio. Poseen cuatro dedos en las extremidades anteriores siendo el dedo tercero el más largo y el primero el más corto, los dedos de las patas delanteras son más grandes que los de las traseras. Esta especie no posee tubérculos palmares pero sí subarticulares en las delanteras y tubérculo metatarsal interno y externo en las traseras.

Piel

La piel es muy lisa en todo el cuerpo salvo debajo de la cabeza.

Dimorfismo Sexual

La principal característica es que los machos presentan un saco vocal más ancho, más que el de la ranita de San Antonio, y forma pliegues longitudinales.

Voz

Los machos cantan principalmente cuando están dentro de las charcas flotando sobre el agua, no obstante también pueden cantar estando en tierra. Su canto es de una sola nota de voz, de medio segundo de duración. Su canto puede llegar a ser muy sonoro gracias a su saco vocal.

Cómo son las larvas de la Hyla Meridionalis

La longitud total de las larvas de ranita meridional es media, suele ser de entre 0,3 y 0,5 cm nada más eclosionar el huevo. Al final de su estado larvario, justo antes de realizar la metamorfosis, la longitud de las larvas puede llegar a ser de 4 o 5 cm de longitud.

Las larvas poseen un espiráculo situado a la izquierda y el ano a la derecha. La cresta dorsal es muy marcada, nace a la altura de los ojos y acaba en el extremo de la cola y en forma de punta fina. Los ojos están situados en los laterales

La coloración de las larvas de hyla meridionalis es verdoso y presenta reflejos metálicos y manchas o puntos dorados. En la cola luce 2 o 3 líneas que recorren el cuerpo del animal longitudinalmente en la parte muscular.

La parte ventral es blanquecina. Posee dos series de dientes labiales en el labio superior y tres series en el labio inferior.

Alimentación de la Rana Meridional

Consigue su alimentación mediante la caza al acecho en la mayoría de las ocasiones y por la noche que es cuando más actividad tiene. Sus presas principales suelen ser los coleópteros, dípteros, formicidos, homopteros, Araneaceos, lumbricimorfos y varias especies de invertebrados más que son asumibles por la ranita meridional respecto a su tamaño.

Las larvas se alimentan absorbiendo detritos y algas adheridas a las superficies de las plantas acuáticas, rocas, etc. Las extraen absorbiendo directamente del agua o raspando las superficies donde se encuentran las algas y los detritos

Fenología y Reproducción de la Ranita Meridional

La época de reproducción varía mucho a lo largo de su zona de distribución. Así, en Cataluña y S de Francia, comienzan los cantos en el mes de Marzo, en el mes de Abril la reproducción y dura hasta Junio. A mediados de Agosto en el Guipúzcoa en el País vasco, en el sur de Portugal a partir de Diciembre, En Huelva de Octubre a Mayo, de Octubre a Mayo en Extremadura, de Enero a Agosto en Tenerife. Hay zonas como Doñana en donde la época de reproducción de la ranita meridional está estrechamente relacionada con las precipitaciones y humedad, así si el otoño es cálido y húmedo se adelanta el celo.

Las puestas se suelen dar durante 2 o algo más de 3 meses, el periodo embrionario dura entre 10 y 15 días y el periodo larvario suele durar cerca de los 3 meses. En poblaciones como las de Guipúzcoa en País Vasco presentan letargo invernal.

El amplexus en esta especie es axilar y puede llegar a durar bastantes horas.

El periodo larvario de la ranita meridional también varía según las poblaciones, siendo en Doñana de Febrero hasta Junio. Se considera que la duración de las larvas de la ranita meridional en el agua es media, pudiendo ser de duración larga llegando incluso a estar en charcas donde se llega a producir su total desecación. La metamorfosis se produce a los 2 meses y medio o 3 meses.

Los paquetes de huevos están en un saco que puede alcanzar más o menos el tamaño de una nuez. Cada huevo mide entre 3 y 5 mm y el óvulo 1,1 y 1,5 mm.

Hábitat

Le gustan los puntos de agua rodeados de abundante vegetación en la que los adultos trepan, la vegetación puede ser arbustiva como zarzales, carrizales, frutales etc, herbácea alta o incluso arbórea pudiendo trepar a gran altura.

Las larvas en cualquier punto de agua que sea duradero debido a su estado larvario prolongado, pueden ser estanques, charcas, fuentes, balsas, etc.

Un factor limitante importante en su distribución es la altitud, no apareciendo en sus territorios desde el nivel del mar hasta los 1200 metros de altitud, altura en la cuál aparece la otra rana arborícola de la península, la ranita de San Antonio (hyla molleri)

Actividad de la hyla meridionalis

Es de hábitos crepusculares y nocturnos, siendo bastante activa si el día es cálido y húmedo. Por el día se refugian en sitios húmedos en las inmediaciones de las charcas, pozos y demás puntos de agua.

A las larvas se las puede observar entre la vegetación acuática en el agua aunque no es fácil verlas.

Estado de Conservación de la Ranita Meridional

  • La UICN la considera de preocupación menor (LC).
  • El Libro Rojo la considera como casi amenazada (NT).
  • En Andalucía, algunas de sus poblaciones están amenazadas, y en Guipúzcoa se encuentra en peligro de extinción (EN).

Distribución

En la península ibérica la ranita meridional se reparte principalmente por el SO y algunas poblaciones más aisladas en el norte, en concreto la podemos encontrar en Cataluña, Aragón en la provincia de Teruel, Salamanca y Ávila en Castilla y León, Madrid, en Extremadura en Cáceres y Badajoz, Toledo, Ciudad Real, Albacete en Castilla la Mancha, En Andalucía en Huelva, Sevilla, Cádiz, Córdoba, Málaga, Jaén y Almería, Murcia y en el Norte Guipúzcoa.

Fuera de la península ibérica pero dentro de España, la podemos encontrar en Ceuta y Melilla y todas las islas Canarias.

Enlaces de Interés

Hallazgo de Ranita Meridional (Hyla meridionalis Boettger, 1874) en la provincia de Salamanca.

Estudio bioacústico comparativo preliminar de la población de ranita meridional

Seguimiento de la ranita meridional, Hyla meridionalis (Boettger, 1874) del País Vasco

Notas sobre la biología reproductora y situación actual de la ranita meridional

Causas de la regresión en el período 1978-1998 y situación actual de la ranita meridional